#CESABM2020: ENTREVISTA A SAMUEL TRIVES E ISAAC DELGADO DE LA SELECCIÓN CADETE MASCULINA 

#CESABM2020: ENTREVISTA A SAMUEL TRIVES E ISAAC DELGADO DE LA SELECCIÓN CADETE MASCULINA 

29/11/2019

La cuenta atrás para el CESA de Cantabria ya ha comenzado y continuamos conociendo a los cuerpos técnicos y su trabajo al frente de cada selección territorial. Hoy hablamos con Samuel Trives, ex jugador de balonmano que ha pasado por el Teka Cantabria, BM Ciudad Real y BM Alcobendas y desde el año pasado es seleccionador cadete junto a Isaac Delgado, que ha estado vinculado a las selecciones desde el año 2015. Les acompaña como delegado, Javier Gimeno. 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Cómo preparáis el inicio de las actividades de vuestro equipo de cara a la preparación del CESA? 

Samuel: Lo intentamos preparar de la forma más completa posible en la medida de nuestras posibilidades. Se hizo una observación con muchos jugadores antes de verano para poder intentar ver al mayor número de jugadores. Después de verano hemos empezado con un grupo amplio que se ha reducido a 26 y ahora en unas semanas reduciremos el grupo a unos 20 de donde saldrán los 16 que irán al CESA. El nivel es muy alto, tenemos muy buenos jugadores en todos los puestos y eso lo hace más difícil, pero a la vez nos aporta mucha riqueza en entrenos y en juego.

Isaac: Nuestro objetivo primordial es conseguir en estos meses un bloque que reme en la misma dirección. Trabajo que se nos hace muy difícil viendo el nivel de esta generación.

¿En qué aspectos se incide más en estos meses previos?

Samuel: El más importante es que todos pongan su calidad individual al servicio de la selección, son jugadores de diferentes clubes y con entrenadores diferentes, estilos diferentes e ideas diferentes y todo eso que se aporta desde el club en el crecimiento de los jugadores necesitamos traspasarlo a la selección y formar un EQUIPO con lo mejor de cada uno en bien del grupo. Es lo más complicado, hacer un equipo que no sea suma de individualidades. Luego ya se toca todo, defensa, ataque, contraataque, estilo de juego, etc. 

Isaac: Intentamos que cada jugador encaje en el puzzle del grupo y así conseguir una selección lo más completa posible, con las particularidades individuales de cada jugador pero aportando lo máximo posible al equipo. 

¿Cómo se enfoca el trabajo a nivel formativo de las selecciones territoriales, diferencia con el trabajo de un entrenador en Club?

Samuel: Intentas que los jugadores que componen la selección sean por un lado los mejores y por otro además de los mejores los que mejor encajan en tu idea de juego y estilo, que no tiene que ser ni la única ni la mejor, y eso hace que algunos jugadores puedan quedarse por el camino con un nivel muy alto, pero si hay tres jugadores por puesto de un nivel similar (muy alto todo, por cierto) intentas llevarte al que crees que puede adaptarse al estilo que quieres tener. El nivel de club es mucho más formativo y pedagógico que el nivel de la selección al menos en mi caso que desarrollo mi labor en un club pequeño. En la selección la exigencia es mucho mayor, hay jugadores en las concentraciones nacionales y el nivel es máximo, claro que hay formación, siguen siendo niños y si perdemos esa perspectiva nos equivocamos pero es una formación diferente, cerca al alto nivel-alto rendimiento.

Isaac: Intentamos enfocarlo desde un punto de vista más competitivo. En el club se suele hacer un trabajo mucho más formativo a largo plazo porque la temporada te lo permite. En las selecciones apenas tenemos dos meses para intentar transmitir nuestro modelo de juego a jugadores que cada uno viene de su equipo, con modelos de juego totalmente distintos. Eso es algo positivo también, pues da mucha riqueza a los entrenamientos y a la competición. 

¿Cómo se preparan los partidos de los rivales sin tener tanta información, hay observación de otras comunidades? 

Samuel: Creo que al final se enfoca como una competición más, y los entrenadores hablamos con otros, nos dicen, te dejan un vídeo si lo hay, hablamos con entrenadores que compiten con otras generaciones y nos informan, si has pasado por alguna concentración nacional pues también tienes más información, así que intentas tener la máxima, pero lo primero es preparar a tu equipo lo mejor posible y luego ya veremos cómo competimos, la saturación de información no es positiva tampoco.

Isaac: El mundo del balonmano es muy pequeño y al final siempre nos conocemos de una forma u otra. Conseguimos videos, hablamos con seleccionadores que hayan jugado previamente con otras selecciones y, durante el Cesa, intentamos grabar todo lo que los horarios nos permitan para tener la mayor información posible.

¿Qué trabajo, además del táctico, se hace con los chicos y chicas? 

Samuel: Se intenta que hagan grupo, que se unan como si fueran un equipo, también se trabaja el factor psicológico con profesionales de la psicología, tienen servicio de fisio para atenderles en los entrenos y partidos, creo que ponemos todo lo que está en nuestra mano, para que el jugador se sienta que prepara el CESA en las mejores condiciones posibles.

Isaac: Todo lo que nos permitan estos meses de preparación. Desde la técnica pura y dura en algunos casos, hasta el aspecto psicológico dentro de la competición, pues contamos con el gran trabajo de Ana, la psicóloga.

¿Cómo se trabajan los grupos que llegan a la territorial sin quizás tener tanta experiencia con sus Clubes a nivel de competición?

Samuel: Quizás es de los temas más complejos, el mezclar jugadores que han tenido experiencias antes ya sea a nivel de club o de selección con jugadores que no han pasado por ahí y ahora es su primera vez. Integrar experiencias, que se sientan importantes, que no haya categorías de jugadores y que todos tengan claro su importancia en el equipo creo que es básico, pero no hay duda que no se afronta el CESA igual cuando llevas 2-3 que cuando es la primera vez, pero nos ha pasado a todos y deberían afrontarlo todo con la máxima intensidad e ilusión porque nunca sabes si podrás volver a vivirlo y es una experiencia única.

Isaac:  La experiencia siempre es un grado, pero un jugador que no haya competido a nivel de selecciones siempre llega con un plus de ilusión y motivación que ayuda mucho a que se equipare con sus compañeros más expertos. Lo ideal para nosotros en la selección es que reine el equilibrio entre estos tres factores.

¿Además de los entrenamientos in situ, cuál es el trabajo de un seleccionador territorial? 

Samuel: Creo que hay muchas cosas que se hacen desde el cuerpo técnico y no se ven, al final parece que solo es el entrenamiento o el partido, pero hay mucho trabajo por detrás de muchas personas, observación en partidos, vídeos, análisis, reuniones, preparación, etc. Forma parte de ese trabajo gris pero fundamental, en mi caso tengo un cuerpo técnico con una predisposición, formación y ganas que me hace todo mucho más fácil y que además me aporta muchas cosas, así que tengo suerte tanto con el equipo de jugadores como con el cuerpo técnico.

Isaac: Muchas conversaciones con otros entrenadores y entre el equipo técnico, visualización de partidos, preparación de los entrenamientos, valorar qué tipo de jugadores encajan mejor con nuestro modelo de juego, etc.

¿Cómo os organizáis el trabajo de forma interna en el cuerpo técnico? Se trata de contar un poco el día a día y poner en valor a nuestros cuerpos técnicos madrileños, que todos tenéis mucha experiencia en vuestros clubs.

Samuel: Hablamos cada semana, nos intentamos repartir para ir a ver partidos, después ponemos en común lo que hemos visto y como hemos visto a los seleccionados y a posibles jugadores que no tengamos controlados y en los entrenos intentamos repartir tareas para que podamos estar involucrados y aportando nuestros conocimientos.

Isaac: Tenemos mucha comunicación y coordinación, hablamos durante la semana y nos cuadramos para preparar cada uno alguna parte de la sesión, normalmente yo me ocupo de la tarea de calentamiento, pases, calentamiento y trabajo de porteros y un pequeño inicio hacia la sesión preparada por Samuel.

¿Qué es lo más difícil de la figura del seleccionador y lo más grato desde vuestra experiencia? 

Samuel: Lo más difícil sin duda es el momento de hacer los descartes, hay muchas ilusiones, expectativas y eso es duro porque además en Madrid tenemos la suerte de tener un nivel altísimo y eso hace que las decisiones las marquen pequeños detalles. Muchos de los jugadores descartados estarían para competir al máximo en otras selecciones y aquí se quedan fuera. Lo mejor, es poder vivir todo el proceso de preparación, es bestial, un chute de energía entrenar a jugadores de este nivel y por supuesto vivir un CESA como seleccionador, es un “mundial” en miniatura donde esa semana se vive para y por el balonmano con una pasión y una ilusión total.

Isaac: Sin lugar a duda los descartes. Son muchos jugadores de gran calidad y, por desgracia, solo podemos llevar a 16. Somos conscientes de que nos dejamos chicos en Madrid con un gran nivel, mucha ilusión y mucho esfuerzo. Es algo que siempre pesa y cuesta mucho decidir.

Algunas anécdotas divertidas de tus años de seleccionador: 

Samuel: Solo llevo un año y no acumulo anécdotas, soy un tío serio. Pero el año pasado al volver al hotel de correr algo pronto, con escarcha y con pintas de corredor la de recepción no creyó que estaba allí alojado y en un partido un entrenador al saludarnos y hablar me dijo que el CESA era un acto increíble, que era como jugar en Asobal y lograr títulos, pero eso lo hacían solo los elegidos y que nosotros (él y yo, imagino) nunca sabríamos exactamente como seria eso. Un día después vino me dijo que me había visto jugar y me regalo un poco los oídos, claramente porque alguien le había dicho quién era yo, estuvo gracioso como le cambio el discurso de un día a otro. 

Isaac: En mi primer partido en la selección, en el CESA de Castellón, no acertaba a anotar los datos en la planilla por los nervios, estaba en una nube y disfrutando como un enano. Ahora controlo mejor los nervios y consigo parecer tranquilo (risas). 

Qué recuerdo no se te olvidará jamás de los años que llevas como seleccionador:

Samuel: El poder entrenar a jugadores de este nivel durante tanto tiempo y el poder vivir una competición como el CESA con mi grupo. 

Isaac: No podría quedarme con uno solo, desde las dos finales que ganamos ante Cataluña, hasta el fly de Ismael El korchi en cuartos contra Andalucía que nos dio el pase a semifinales en el último segundo. Moyano, Alberto y yo nos fundimos en un abrazo llenos de incredulidad y emoción, fue un recuerdo para enmarcar.

Alguna frase que uséis para motivar al equipo que sea característica vuestra:

Samuel: No tengo alguna frase en especial creo que cada momento el jugador y el equipo necesitan un estímulo adecuado y una estándar no me vale, pero sin duda el equipo está por encima de todo y un entrenador es tan bueno como lo son sus jugadores son dos frases que para mi están presentes en todo momento en mi día a día en el club y en la selección.

Por último, quiero destacar, agradecer y valorar el apoyo y los esfuerzos de padres y madres por apoyar a sus hijos y por hacerles de “taxistas” voluntarios cada sesión de entreno, creo que estar al lado de sus hijos en esta preparación y campeonato también es parte fundamental, asi que les animo a que sigan apoyándoles al 200%.

Isaac: No creo que nos caracterice ninguna frase en concreto, solemos intentar adaptarnos a cada jugador y motivarlo de la forma que creemos que más necesita. Cada jugador es un mundo y necesita un tipo de estímulo diferente. 

Me uno al agradecimiento de Samuel a las familias y a todos los que hacen posible que esto se lleve a cabo, como padres, madres, clubes, y entrenadores.

 

 

Usamos cookies propias y de terceros para analizar sus hábitos de navegación. Para continuar navegando es necesario que acepte su uso.

OK | Política de cookies